lunes, 7 de mayo de 2018

Brownie marmolado con crema de queso y puré de cacahuete



Un brownie es un dulce típico estadounidense que nació de una receta accidental, a un cocinero se le olvidó añadir polvo de hornear, impulsor químico o levadura a su bizcocho de chocolate, y de allí nació este postre tan conocido. 

Para ser un brownie tiene que ser marrón, de chocolate negro o con leche... y si es  blanco el nombre que recibe es blondie.

Se presenta en pequeñas porciones ya que es un dulce muy, muy contundente, acompañado de helado, nata o diferentes cremas... a mí tal cual, es como más me gusta. 




He probado bastantes recetas de brownies y ninguna me parecía la adecuada, de hecho los brownies con nueces no me suelen gustar... hasta que descubrí las nueces pecanas, que me gustan muchísimo más. Finalmente di con dos recetas que me gustaron, una de Bea Roque y otra de Donna Hay, una está hecha con cobertura de chocolate (chocolate en tableta)  y la otra con chocolate el polvo. 

Soy de las personas que para un mismo postre me gusta tener alternativas, por si en ese momento no tengo algún ingrediente principal poder variarlo con otro, y de ahí mis dos recetas de brownie preferidas de dos personas diferentes. 

La que hoy os muestro aquí, es la de Bea Roque, la descubrí en su primer  libro "El Rincón de Bea" y para mí, por ahora es el mejor de los brownies que he probado, y no sé qué pasa, pero con los días está muchísimo más bueno... ahí lo dejo. 

Su receta lleva nueces, yo lo hago sin ellas, y como más me gusta es poniéndole por encima,  trocitos de galletas tipo "Digestive" una vez lo voy a hornear.

A continuación os dejo varias recetas en un sólo post; el brownie básico, que lo podéis hacer tal cual, el brownie mostrado en las fotografías que es el básico pero añadiéndole la crema de queso y cacahuete, y la de Donna Hay clickando sobre su nombre. Esta última es una receta que publiqué hace tiempo y es la más visitada en el blog.

Vamos a ello!




Ingredientes para un molde cuadrado de 20x20cm


Brownie base clásico:

- 75 gr. de mantequilla
- 170 gr. de chocolate (yo uso unos de cobertura al 50 % de cacao)
- 170 gr. de azúcar
- 2 huevos a temperatura ambiente L
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 1/2 cucharadita de café soluble (polvo, también lo he hecho con café expreso líquido, hecho en casa)
- 1/2 cucharadita de sal
- 50 gr. de harina
*opcional 100 gr. nueces picadas (prefiero las pecanas)



Crema de queso y cacahuete:

- 230 gr. de queso crema
- 160 gr. de crema de cacahuete (puré de cacahuete bio Jean-Hervé)
- 6 cucharadas de azúcar
- 1 huevo L
- 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
- un puñado de chips de chocolate *opcional


Precalentar el horno a 175ºC, con calor arriba y abajo y sin aire. Si es con aire bajar la temperatura a 165ºC.

Preparar un molde cuadrado de unos 20cm de lado, forrarlo con papel de horno, papel sulfurizado, en base y paredes, es mi recomendación.

En un bol tamizar la harina, el café soluble y la sal. Resevar. 

Derretir el chocolate y la mantequilla al baño María, o en el microondas, vigilando que no alcance temperatura, que no se caliente. Escoged, si podéis, un cazo o bol grande, así podréis hacer la mezcla de los demás ingredientes ahí mismo.  Lo suelo hacer al baño María, es cuestión de poner al fuego un cazo con uno o dos dedos de agua y poner encima otro cazo o bol con el chocolate y la mantequilla sin que toque el agua y con cuidado de que no se introduzca agua en el cazo del chocolate  y la mantequilla, con el calor del agua al fuego se irá derritiendo el chocolate y la mantequilla, sin riesgo de que el chocolate se queme. Si se hace al microondas hacedlo a intervalos de 20-30'', y removiendo cada vez. Vigilad la temperatura, que no se caliente. 

Una vez derretido, añadir el azúcar y remover con unas varillas manuales, se obtendrá una textura arenosa, es así. 

A continuación añadir los huevos de uno en uno, no añadir el siguiente hasta que el primero no esté integrado en la masa. Batir con las varillas. Añadir la vainilla y volver a remover todo muy bien. 

Finalmente añadir la mezcla de harina, sal y café, al chocolate y mezclar todo con suavidad, con una espátula va muy bien, y si no con lo que tengáis. 

Verter la mezcla en el molde anteriormente preparado y dejar. 



Si habéis decidido hacer el brownie con la crema de queso, vamos a ello...

Ahora preparamos la crema de queso, que la pondremos en un bol junto con el azúcar, mezclar con varillas hasta formar una crema, a continuación añadir la crema de cacahuete y la vainilla y volver a mezclar. Por último añadir el huevo e integrarlo. 

Verter esta crema sobre la base de chocolate que hemos puesto primero en el molde, y remover con un palillo o tenedor las dos masas haciendo unos remolinos, para crear un efecto marmolado  pero sin pasarnos. 

Personalmente, a la crema, le añadí unos chips de chocolate, es opcional.



Introducir el molde en el horno, a 175ºC con calor arriba y abajo, unos 40' aproximadamente, hasta que al introducir un palillo en el centro del molde salga casi limpio, la parte de arriba empieza a cuartearse, es una bueña señal.  

Mi recomendación es que cuando saquéis el molde del horno lo dejéis enfriar, así tal cual, dentro del molde durante al menos 3-4 horas. 

Luego desmoldarlo, dándole la vuelta y cortar en porciones pequeñas de unos 4-5 cm, es un dulce contundente y lo bueno si es breve dos veces bueno. 


Espero y deseo que os encante tanto como a nuestros amigos y a nosotros nos encanta, y que sea una de vuestras recetas en vuestro hogar. 

Os recuerdo que con el blog no gano nada y mi propósito es que disfrutéis tanto como nosotros lo hacemos en casa. Si algo me parece bueno y rico lo comparto sin mas. 

Un abrazo y hasta la próxima receta. 












jueves, 26 de abril de 2018

Las galletas perfectas de triple chocolate




Galletas de doble chocolate, las galletas quitapenas, así las llama Nigella Lawson desde que las descubrió. 

Esta receta es una de mis imprescindibles, y se han colocado en una de las recetas TOP en casa, por lo que espero que así sea también en la vuestra, ya que en casa gustan a rabiar. 

Son unas galletas de triple chocolate, por un lado chocolate puro en polvo, por otro chocolate al 70% mínimo de cacao y por último pepitas de chocolate que podéis elegir al gusto, ya sea chocolate negro, con leche o blanco. ¿Qué me decís? suficiente para quitar las penas ¿verdad?

Son una delicia, cada mordisco se convierte en una fiesta para los sentidos y te aseguro que cuando las pruebes repetirás y guardarás la receta.




Vamos a ello... 



Ingredientes (18 galletas):
- 125 gr. de chocolate negro  (72% de cacao)
- 150 gr. de harina
- 30 gr. de cacao puro en polvo y sin azúcar
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de café soluble (opcional, intensificará el sabor del chocolate, estarán de rechupete con él o sin él)
- 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 75 gr. de panela o azúcar moreno
- 50 gr. de azúcar blanquilla
- 1 cucharadita de extracto o pasta de vainilla
- 1 huevo L muy frío
- 350 gr. de pepitas de chocolate, sí muchas
- sal en escamas (opcional para poner por encima de cada bola de galleta justo antes de hornear, intensifica el sabor del chocolate, en casa los peques las prefieren sin sal)



En primer lugar encenderemos el horno y lo precalentaremos a 175ºC arriba y abajo, sin ventilador, si es con ventilador pues 10ºC más bajo.
Preparar dos bandejas de horno con papel sulfurizado, papel de horno. 

Derretimos el chocolate negro al baño María o en el microondas con cuidado de no quemarlo, por intervalos de 20-30'' y vamos moviéndolo cada vez. Reservar.

Tamizamos en un bol, la harina, el cacao, el bicarbonato, la sal, y el café si lo hemos elegido. Resevar.

En un bol grande mezclamos la mantequilla y los dos tipos de azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa y clara. A continuación agregar el chocolate deshecho y mezclar. 
Añadir el huevo bien frío, mezclar y añadir la pasta o extracto de vainilla, volver a mezclar. 

Añadir la harina, el bicarbonato, el cacao, la sal y el café si lo habéis puesto y volver a mezclar, hasta obtener una masa uniforme.

Por último añadir las pepitas de chocolate en su totalidad y mezclar.

Formar bolas con la ayuda de una cuchara o de la cuchara para bolas de helado que va genial, os lo recomiendo 100%. 
Distribuirlas en una bandeja de horno preparada anteriormente con papel de horno, separar cada bola de galleta unos 5 cm aprox entre ellas. 

Meter en el horno a media altura unos 15', hasta que el borde de la base de las galletas empiece a coger un color más oscuro. Vigilar que al ser oscuras hay que fijarse más, y prestar más atención... quemadas no saben igual... 

Sacar del horno y dejar reposar unos 5' ya que la galleta sale blanda, este tiempo será suficiente para que endurezca y puedas manipularla sin que se rompa para ponerla sobre una rejilla, o una superficie para enfriar completamente. 
Las galletas se endureceran por fuera y por dentro quedarán más blanditas. 

Pruébalas, no serán unas galletas más, habrás encontrado "Las Galletas". 

Con ganas de que así sea. Feliz de que las tengas. 

Hasta pronto con otra nueva receta.