domingo, 3 de marzo de 2013

¡¡Corazón de Fondant 2!!

¿Corazón de fondant 2? ...siiii ....¡y no por la forma!


Como es obvio no tiene aspecto de corazón... pero eso sí, está hecho con todo el corazón hacia mi princesita... mi niña mayor. 

Como comenté en la entrada anterior, ella fue el motivo de mi primer contacto con el gran desconocido para mi: El Fondant. 

Ella eligió un modelo de tarta y...!!!!vuualá¡¡¡ (expresión en francés, voilà).






Creo que no me puedo quejar para ser mi segunda tarta de fondant.., ¡tiene fallos por supuesto! pero ahí vamos perfeccionando, que es de lo que se trata. Primero disfrutar y luego aprender.

Es una tarta de bizcocho húmedo de chocolate, rellena de ganache de chocolate y cubierta con fondant. Salió muy buena, aunque el bizcocho no subió tanto como lo deseado...


Vamos con la receta:

El bizcocho lo hice un día y medio antes, es algo que aprendí y la verdad que dá muy buenos resultados, os lo aconsejo sí o sí, y además el proceso no se nos hace tan largo en un mismo día.

Bizcocho de chocolate
Ingredientes:
-150gr. de chocolate fondant
-140gr. de mantequilla a temperatura ambiente (yo la dejo toda la noche fuera de la nevera junto con los huevos, otro truquillo).
-100gr. de azúcar normal
-8 claras
-8 yemas
- otros 100gr. de azúcar normal
-120gr. de harina normal
- un sobre de levadura química (tipo Royal)

Manos a la obra:
Primero precalentar el horno a 170ºC.
Fundir el chocolate al baño María y reservar.
A parte, batir la mantequilla con el azúcar (100gr.), hasta conseguir que la mantequilla se aclare y forme una crema (hasta que se integren vaya...).
Seguidamente incorporar el chocolate derretido previamente y seguir batiendo hasta que se hayan integrado todos los ingredientes.
Añadir las yemas, ¡importante! de una en una, poner una y batir y hasta que no se haya integrado no añadir la otra... y así sucesivamente hasta completar las 8 yemas.

Tamizar la harina junto con la levadura y reservar.

Por otro lado, montar  a punto de nieve las 8 claras de huevo, incorporando el azúcar poco a poco, yo lo hice simultáneamente.

Ahora lo más complicado o laborioso, las claras a punto de nieve se deben incorporar a la mezcla que hicimos con la mantequilla,  el azúcar, las yemas, el chocolate... pero antes de nada incorporar una cuarta parte de las claras a punto de nieve a la mezcla y mezclar suave hasta homogeneizar (serían unas 4 cucharadas enormes de las claras, con picota y mucho más).
Luego incorporar parte de la harina y seguir mezclando luego otro poco de claras a punto de nieve y mezclar otro poco suavemente y así hasta acabar con las claras a punto de nieve y la harina. Yo incorporé la harina en tres veces y las claras en cuatro veces alternando cada una y moviendo con la pala muy suave y con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, si no se bajaría,  se formarían unos pegotes de masa que no se incorporarán entre si y luego no se hornearía bien...

La receta original (Las Tartas de Mariana), dice que la mezcla se divida y se ponga en dos moldes de 24cm. y hornear durante 40' simultáneamente.
Yo no tengo dos moldes iguales de la misma medida, y si los tuviese, no me cabrían en el horno a la misma altura... así que lo que hice fue hornear primero uno y luego el otro a 170ºC con calor arriba y abajo y con ventilador (si no tenéis no pasa nada se sube unos 5-10ºCmás), pero eso sí, unos 20' cada uno o hasta que el palillo salga sin mancha (cada horno es diferente).
En el molde  pongo un spray desmoldante de aceite vegetal que va espectacularmente bien, rápido, limpio, y súper efectivo, nada caro para lo que se usa (pero si no pues de forma tradicional: mantequilla y harina).

Se deja enfriar 5' en el molde y luego desmoldamos y dejamos sobre una rejilla unos 10'. Luego lo que hago es envolver cada bizcocho con papel de film transparente y guardarlo en la nevera 24h mínimo, de esta manera no se reseca, se humedece, se maneja muchísimo mejor para trabajarlo después, y queda buenísimo, de verdad, siempre lo hago desde que lo aprendí.


Ganache de chocolate

Ingredientes:
-200gr. de chocolate fondant
-200ml. de nata para montar postres (mínimo 35% M.G.).

Calentar la nata, en el primer hervor retirar del fuego e incorporar el chocolate, mover hasta fundir. Dejar que se enfríe, yo lo meto en la nevera hasta lograr una textura parecida a la crema de cacao para así manipular con facilidad y evitar que se derrame al ponerlo en el bizcocho.

Sacar los bizcochos, los igualamos en altura y que queden lisitos...  como no subieron demasiado no los corté pero igualmente el bizcocho salió buenísimo.

Hice un almíbar de vainilla, lo dejé templar , y bañé los bizcochos con un pincel.
Ingredientes:
-100ml agua
-100gr. azúcar
-una cucharadita de extracto de vainilla

Se hierve el agua con el azúcar, sin dejar de mover y cuando se haya disuelto el azúcar retiramos del fuego y añadimos el extracto o esencia de vainilla.


A continuación rellené el bizcocho con el ganache de chocolate y lo cubrí intentando igualar y alisar la superficie y bordes lo máximo posible. Reservar.
Así mismo ya se puede decorar o incluso servir...os lo aconsejo ¡¡¡¡queda buenísimo!!! , pero como mi hija me pidió una tarta de campanilla....¡pues me puse a trabajar con el fondant!, lo tinté con colorantes en gel que necesitaba y que ya tenía gracias a mi hermano que me los trajo de norte América. Aquí se pueden encontrar en tiendas especializadas.
Cubrí la tarta con el fondant, 3mm de grosor con el rodillo, hice las florecitas y hojas con moldes, bolitas amarillas para las flores, y por último coloqué un topper de campanilla que también me trajo mi hermanito. Dejé la tarta a temperatura ambiente en un lugar frío de la casa, es invierno y no hay problema, la comimos el mismo día.

Un poco laborioso ¿verdad?, pero si hacéis el bizcocho con antelación... además de conseguir mejores resultados, la tarea se reparte y no se hace tan larga, es mucho mejor... además por los hijos se hacen muchos esfuerzos y este es uno de ellos hecho con el corazón...

Para acabar os aconsejo que a la hora de presentar cada postre os esmeréis un poco en ello,... cuenta muchísimo, y ya que nos hemos esforzado bastante pues un pelín más mejorará muchísimo el aspecto de todo y lucirá muchísimo más e incluso puede saber mejor...sobre todo a los demás.


 







 




Por hoy me despido, dejaré el fondant una temporadita, no es un ingrediente que me agrade demasiado a la hora de comer, a parte de la cantidad de azúcar que lleva..., eso sí, como presentación y posibilidades de decoración es espectacular, no hay duda.

Espero que hayáis disfrutado y aprendido un poquito. Nos vemos en breve.

P.D. Las fotos no están muy allá, pero entre tanto ajetreo pues imaginaos....




 

1 comentario:

  1. ¡¡Hello dorcaas!! Está semana es el cumpleaños de mi hermana, y ella quiere que le haga un bizcocho además lo quiere cubierto de fondant, viendo tu receta del bizcocho marmolado, pense en hacerlo pero de chocolate,nada de calabaza,no le gusta y para probar en hacerlo pense más sencillo. El tema del bizcocho está fácil,la hora de poner las dos masas mezcladas haver como queda de marmolado pero bien.. Lo que me preocupa y tu que ya has hecho dos pasteles y maña tienes mucha, como se estira el fondant? Y cuanto se necesita para un bizcocho normalito redondo? Gracias por tu ayuda y perdona por el parrafón jajaja!! Besos guapa! (Marta)

    ResponderEliminar