viernes, 29 de marzo de 2013

Profiteroles de crema pastelera infalible

En muchos lugares de España se preparan por estas fechas buñuelos de viento, cubiertos de azúcar.

Los buñuelos de viento se fríen, y personalmente, a mi eso de freír no me gusta naaada, de verdad, naada de naada. Por lo que os presento una alternativa que me encantó y que no tiene desperdicio ninguno. ¡Triunfó! aquí va: 




Bonitos ¿verdad?... ¿os animáis?



Vamos con la receta..., al lío;
Ingredientes:
-3 huevos M (si se utilizan más grandes, la masa queda menos espesa y el dibujo de la boquilla estrellada se pierde al no tener consistencia, pero por lo demás salen súper bien, igual de buenos. Lo digo por experiencia propia).
-250ml. de agua
-100gr. de harina 
-50gr. de manteca de cerdo
-1 pizca de sal


Manos a la obra con la masa:
Precalentar el horno a 220º.
Poner a hervir el agua en un cazo. Cuando hierva, añadir la pizca de sal y la manteca de cerdo. Una vez se haya derretido la manteca de cerdo en su totalidad, retirar del fuego y añadir la harina de golpe y no parar de mover hasta conseguir una mezcla sin grumos. A continuación añadir los huevos, de uno en uno. Poner un huevo, mover hasta que se integre y luego añadir el otro, así sucesivamente, hasta lograr una masa homogénea.
En una bandeja de horno poner papel vegetal, de horno, sulfurizado,...como lo queráis llamar o si no, untar mantequilla, o aceite en spray,... (yo utilizo papel vegetal, pero cualquier opción es buena. Lo utilizo porque mancha menos...)
Introducir la masa en una manga pastelera, y utilizar una boquilla ancha, estrellada o no,...esto sólo aporta dibujo al profiterol que sea rayado o no, sin más. 
Poner sobre la bandeja de horno la masa con la ayuda de la manga pastelera y realizar bolitas a modo de espiral hacia arriba. 
Cuando el horno esté muy caliente, introducir los profiteroles, hasta que estén dorados, yo me guío por esto, que estén dorados. Más o menos son unos 10-12', utilicé el ventilador del horno. No abrir para nada el horno, sólo para extraerlos, una vez estén hechos.
Dejar enfriar.
Salen unos 30 profiteroles, en función del tamaño que se realicen.

Mientras se enfrían, se puede preparar la crema pastelera. 
¡Por fin encontré: "La Receta infalible de Crema Pastelera"! La buscaba hace muchísimo tiempo y ésta es espectacular, no se forman grumos y su textura es perfecta, para mi gusto, claro. 

-350ml. de leche entera
-1 cucharada grande con picota, colmada, de maicena
-6 cucharadas grandes de azúcar
-3 yemas de huevo
-1/4 de cucharadita de esencia de vainilla (opcional)

Manos a la obra:
Deshacer la maicena en unos 70ml de leche.  
Poner el resto de la leche en un cazo y añadir tres cucharadas de azúcar. (y si se ha querido, añadir la esencia de vainilla). Añadir a este cazo la leche disuelta con la maicena.
Batir las tres yemas de huevo con las otras tres cucharadas de azúcar y luego añadirlas al cazo de leche anterior.
Poner el cazo a fuego lento y no dejar de remover con varillas, hasta que dé un pequeño hervor. 
El proceso es lento, y parece que nunca va a espesar la crema, pero ¡¡¡sí!!!, ¡lo hace en el último momento! y como he dicho antes, ¡¡¡queda genial!!!... paciencia, de verdad. 
La primera vez que realicé esta receta, pensé: ¡puuuuffff! otra receta de crema pastelera que no me sirve,... ¡pero error, di con la receta perfecta para mi gusto!, se me puso una sonrisa de oreja a oreja y dije ¡¡¡¡por fin!!!!!. Y además no hay margen de error si se hace tal cual.

A rellenar y decorar:
Se realiza un pequeño corte, con una tijera, en cada profiterol, en un lateral y por el centro. En la foto lo veréis de forma clara. 
(Nota: los profiteroles quedan huecos, es normal)
Con la ayuda de una manga pastelera se introduce la crema pastelera en cada profiterol y dejar que sobresalga un poco. 
Finalmente espolvorear con azúcar glass. 
Se puede fundir chocolate y ponerlo por encima, hacer caramelo y bañarlos un poquito, etc... 
Lo dicho en otras ocasiones; gusto, imaginación y lo que el tiempo os permita y... apetezca... ¡¡¡y por último a disfrutar!!!.






Mi madre se quedó anonadada cuando los hice por primera vez.  Mas de uno pensó que estaban comprados, así que... esto significa que son fáciles de hacer y que no tienen truco.


Me suelo caracterizar por utilizar y recomendar recetas que salgan a la primera y sin trucos guardados. Da mucha rabia preparar algo con toda tu ilusión y expectativa y,.. que después de todo, no salga a la primera habiendo seguido los pasos al pie de la letra...  ¿o no?...

Sin mas me despido y ¡hasta la próxima!.
Creo que os traeré una receta en la que se pueda utilizar gran parte de la manteca de cerdo que nos haya sobrado...aunque aguanta tiempo y se puede congelar...pero creo que es una buena opción.

¡Ciao!

Debido a las fechas de Semana Santa, creo que debía de haber publicado esta receta con antelación, para así poder preparar la receta en estos días,... pero he estado bastante liada con la decoración de la boda de mi cuñado...¡Sorry!.

P.D.: Receta original de la familia de Alma Obregón.

2 comentarios: