lunes, 29 de abril de 2013

Galletas de avena y pasas






Estas galletas surgieron mientras veía una serie americana. Uno de los protagonistas secundarios afirmaba que sus galletas preferidas eran "las galletas de avena y pasas que hacía su madre", esta afirmación quedó en mi mente y decidí que las haría.


Me empapé de numerosas recetas, y me decanté por la que, en líneas más abajo, os presento. No recuerdo el motivo por el cuál escogí esta receta..., por tener todos los ingredientes seguro que no. Recuerdo, perfectamente, tener que ir a comprar la  miel de caña de azúcar; copos de avena no es lo más normal que se tenga en casa, pero en esa ocasión, sí tenía... ¡no importa!, de todas formas, lo que interesa, es que hice la receta y quedaron muy buenas. 


Son energéticas, no muy dulces, y se pueden modificar y/o añadir frutos secos al gusto, incluso gotitas de chocolate, lo que os apetezca, aunque para las típicas cookies/galletas con chips de chocolate y nueces utilizo otra receta canadiense, de unos amigos. Algún día la publicaré.








¡Advierto! Son unas galletas que salen blanditas... ¡esto va a gustos!,  lo sé.  Personalmente, me gustan más duritas, eso sí... ¡piedras, no por favor!. Existen  algunas recetas que se pasan respecto a la dureza de la galleta, pero estas no, estas son blanditas. 

A mi marido le encantan, dice que si no tuviese que controlarse no durarían ni un día... y para los peques son geniales a parte del aporte energético, son fáciles de masticar.


Recuerdo haberlas llevada un fin de semana a la nieve, con unos amigos, éramos nueve y pasaron el examen, por lo tanto... ¡a probarlas!







Vamos con la receta:
Ingredientes:
- 160gr. de margarina
- 200gr. azúcar moreno
- 2 huevos (utilicé L)
- 2 cucharaditas de canela en polvo
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 260gr. de harina
- 1 cucharadita de esencia, extracto de vainilla
- 50gr. de pasas (yo las corté con las tijeras, no es necesario)
- 2 cucharadas de miel de caña de azúcar (la compré en mercadona)
- 200gr. de copos de avena integrales (opcional que sean integrales)


Manos a la obra:
Precalentar el horno, arriba y abajo, a 200º (utilicé ventilador).
Mezclar en un bol la margarina y el azúcar moreno. Añadir los huevos uno a uno, que se integren. Añadir el resto de los ingredientes, menos los copos de avena. Mezclar bien, durante 5 minutos. 
Añadir los copos de avena y mezclar. Introducir la masa en la nevera durante 15 minutos. 
Preparar la bandeja del horno con papel vegetal.
Sacar la masa de la nevera y con ayuda de una cuchara coger un poco de masa y ponerla sobre la bandeja del horno, caben como unas 6, separadas, no se expanden mucho, pero por si acaso...
Hornear a 200º, calor arriba y abajo durante 10-15 minutos, que estén doraditas y sacar. 
Son blandas, se endurecerán un poco, cuando se enfríen.

Ponerlas sobre una rejilla para que se enfríen y...¡¡¡ a disfrutar!!!
Las guardo en caja metálica y aguantan bien, en casa no duran más de tres días, no porque se pongan malas precisamente... ya sabéis...








¡Son fáciles y rápidas de hacer, en un momento tenéis unas galletas deliciosas!
¡A revisar los ingredientes,  comprar si os falta alguno y manos a la receta!

¡Disfrutad de la semana!


P.D.: ¡Me regalaron una calabaza enorme!... tendré que pensar qué hacer con ella... La próxima semana os contaré.





No hay comentarios:

Publicar un comentario