sábado, 4 de mayo de 2013

Bizcocho marmolado de calabaza y chocolate

Como os dije la semana pasada... me regalaron una calabaza enorme, de esas que no son fáciles de ver, además directa, del huerto a casa... sin intermediarios... y ¡encima gratis!. Pedazo regalo...
A parte de utilizarla para hacer deliciosas cremas de calabaza... pues... ¡cómo no!... algún postre dulce tenía que hacer... ¿no?.
Estuve mirando por internet y encontré una receta de un nuevo blog que ahora sigo, ya que he visto cositas interesantes...  

Esa semana era el cumpleaños de mi suegra y tenía seis más, en casa, para cenar, casi de un día para otro,... mi marido improvisó una vez más... así que aproveché la receta del bizcocho como postre y tarta rápida, ya que trabajé, dormí poco, todo lo que conlleva un día entre semana, y a parte de postre tenía que preparar cena (pizzas caseras, plum cake salado...por cierto,  delicioso, y postre...)... y ¡voilà!






Os cuento, esa semana hice dos bizcochos basados en la misma receta. 
La receta del cumple, salió bien, fidedigna a la original, pero para mi gusto un poco seco, bizcocho típico para mojar en un vaso de leche,... y a mi no me gusta la leche, herencia paterna....  Algo de sabor le faltaba, casi no sabía a calabaza... y con tanta calabaza a mi alcance tenía que sacarle más partido..., a la calabaza y al postre, por que la idea me gustó: calabaza, chocolate y marmolado, ¡genial!. 
Y lo dicho, me decidí a mejorar el resultado, bajo mi gusto, claro...
Modifiqué la cantidad de calabaza, puse más, añadí canela y jengibre, que creo que le va genial a estos postres... y aquí el resultado un bizcocho esponjoso, jugoso, y con muchísimo más sabor... ¿a ver qué opináis...?






Ingredientes:
- 450gr. de puré de calabaza
- 250gr. de harina normal + 25 gr. de harina normal
- 2 sobres de gasificante para repostería  (vienen juntos; uno es gasificante y otro acidulantes) (utilicé de mercadorna)
- 2 cucharaditas de levadura química en polvo
- 1 cucharadita de canela en polvo
- 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
- 4 huevos L
- 250gr. de azúcar
- 150gr. de aceite de girasol
- 25gr. de cacao puro sin azúcar en polvo


Manos a la obra:
Preparar el puré de calabaza. Pesar la calabaza pelada y a trocitos, poner siempre un poco más ya que pierde agua cuando se cuece. Poner la calabaza en un bol tapado para microondas. (Yo lo hice en el microondas a máxima potencia en 8-9 minutos estaba hecho). Chafar con un tenedor y dejar que se temple.

Precalentar el horno a 180ºC.
Reservar los 25gr. de harina. 
Tamizar el resto de la harina, la levadura, los dos sobres de gasificante, la canela, el jengibre y reservar.
Batir los huevos junto con el azúcar hasta que el azúcar se haya integrado, yo lo hice con varillas para espumarlos un poco. Añadir el aceite de girasol,  seguir batiendo, a continuación la calabaza hecha puré (yo sólo la chafé con un tenedor) mezclar a velocidad baja o sin varillas, y por último añadir la harina con los demás ingredientes tamizados y reservados. Mezclar bien.
Dividir la masa en dos, en una añadir los 25gr. de harina, y en la otra añadir los 25gr. de cacao en polvo. Mezclar por separado un poco, hasta que se haya integrado cada ingrediente. 
Preparar un molde con aceite en spray o untado con mantequilla y enharinado,...
Verter la masa en el molde, alternando cada una de ellas para conseguir el marmolado.
Introducir el molde en el horno, a 180ºC arriba y abajo (yo con ventilador) durante unos 35'. Hasta que el palillo salga limpio. Señal de que casi está hecho es que el bizcocho se cuartea por arriba.



No es nada complicado ¿verdad?, y no hace falta que utilicéis un molde redondo, en uno de plum cake debe quedar muy bien,... o el que tengáis.





Por cierto, la que me regaló la calabaza, mi mejor amiga del trabajo,  también tuvo su ración de bizcocho,  deciros que no le gusta la calabaza.... adivinad.. se lo comió y además....¡tatatachán... repitió!... así que ¡prueba superada!.
Se llevó a casa un cuarto del bizcocho, lo dejó en la cocina y cuando se levantó el bizcocho había desaparecido.... algunos ratoncillos que andaban por allí acabaron con él...


Sin más, me despido... que lo paséis bien en todo lo que hagáis y en lo que no os guste demasiado, ya que se ha de hacer,... hacedlo con la mejor actitud, sacando lo positivo. 
Es algo que mi marido me ayudó a aprender hace tiempo y os aseguro, es más fácil vivir la vida así. 
¡Feliz semana!



6 comentarios:

  1. ñamm! yo quiero!, hoy tambien hice uno! Marmoladoo con pepitas de chocolate, pero seguro que no quedo tan bueno como ese :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de que no quedó tan bueno,... habría que probarlo... además lo importante es intentarlo y no desistir!

      Eliminar
  2. Estaba buenisimooooo!!!!! Todo lo que haces está riquisimo. Vane he.

    ResponderEliminar
  3. Que pinta que tiene enhorabuena fantástico ya os echo demenos a todo el equipo N, No voy el viernes a currar tengo f, me pierdo los churros

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Wau!! Tiene que estar buenísimo, como todo lo que haces.
    Probaré a hacerlo. Ya te diré como sale.
    Besitos
    Esther.

    ResponderEliminar
  5. Lo certifico!!!, estaba buenisimo!!!. Aja asi que tengo una rival en tu trabajo:)
    Belkys

    ResponderEliminar