jueves, 16 de mayo de 2013

Tarta de frutas con crema pastelera

 

Ya llegó la primavera y con ella infinidad de colores, algo de mejor tiempo y ganas de seguir disfrutando de la vida. 

En esta ocasión os propongo esta tarta de frutas, que aporta vitalidad, colorido y frescura. 

Mi reto, en esta ocasión ha sido elaborar la masa quebrada o masa brisa en casa, sin tener que ir a comprarla. Os aseguro que ya no creo que vuelva a comprarla, a no ser que me vea súper limitada. La receta es espectacular y ¡sale a la primera!. El olor que deja en casa es inigualable, la textura como manda su mismo nombre, y el sabor.....mmmmmm delicioso. Ni punto de comparación. 

Lo malo es el tiempo que se invierte en ella, tampoco es demasiado, y si se hace con gusto, como me pasa a mí,... pues no hay discusión... vale la pena.

La masa, como su propio nombre indica, es quebrada, y tiende a quebrarse, es normal, no queda chiclosa, ¡esa es la idea!. Y esta receta es tanto para dulce, como en esta ocasión, como para salado, únicamente que no se le añade el azúcar y ya. Sin truco alguno. 

Veréis que en la elaboración de esta receta existe una pequeña obsesión: "el frío". Y es que éste es el que permite que no exista una consistencia chiclosa, elástica de la masa tras hornearla y masticarla y así haga honor a su propio nombre. 

Y es que tooooodo se centra en evitar el desarrollo del gluten que contiene la harina.   

¡Hacedla, no os arrepentiréis para nada!. Tenéis mi palabra.




Vamos con la receta:


Masa quebrada o pasta brisa casera dulce
Ingredientes:
- 200gr de harina de repostería (a ser posible, si no harina normal pero debes alargar los tiempos de refrigerado)
- 2 cucharadas soperas rasas de azúcar
- una pizca de sal
- 100gr. de mantequilla muy fría
- 3-5 cucharadas soperas de agua súper fría

Antes de nada: evitar manipular demasiado la masa y picar o batir la masa en exceso, advertidos.


Poner en un vaso batidor con cuchillas, cubilete picador,  la harina,  el azúcar, la pizca de sal y la mantequilla muy fría partida en cubitos pequeños. Introducir el vaso con los ingredientes en la nevera durante 15 minutos, ¡sí todos ellos!. Para asegurar el frío.
Transcurridos los 15 minutos sacar el vaso batidor y pulsar la batidora, robot unas 5-6 veces hasta conseguir que los ingredientes tengan una textura de arena gorda. Pueden existir trocitos de mantequilla que no se hayan integrado con la harina, es normal, está bien. A continuación añadir 3 cucharadas de agua súper fría (lo que yo hice fue meter en el congelador un vaso de plástico con agua y se congeló, luego añadí un poco de agua y el agua que se deshacía era la que utilizaba), y pulsar la batidora unas cuantas veces hasta que el agua se haya repartido, pocas veces. El truco estrella para saber si la masa está en su punto es coger con la mano un puñadito de masa, ponerla en la palma de la mano y cerrar la mano, si la masa se queda unida, no se desmorona, es que está en su punto justo. Si por el contrario se desmenuza al abrir la palma de la mano, añadir 1/2 cucharada más de agua muy fría, triturar otra vez y repetir la operación,... ¡máximo 2 cucharadas más! ¡NO MÁS!, esto es importante. (yo tuve que añadir sólo 1 cucharada más, todo depende de la absorción de la harina, si es de repostería mejor, absorberá menos agua,...).
En este punto, la masa tendrá aspecto de arena gruesa desigual, habrá bolas apelmazadas más gruesas, otras más pequeñas y otras arenosas, pero eso sí, al coger un poco de masa y al aplastarla en la palma de la mano se mantendrá unida, no lo olvidéis. 
Ahora extendemos sobre una superficie papel de film transparente de cocina y sobre éste ponemos la masa arenosa. Con la ayuda del papel film, (yo no toqué la masa con las manos para evitar transmitir calor), apelmazar la masa, unir todas las migas formando una barra gruesa, un paquete, como un bloque de mantequilla, envolverla en el papel y meterla en la nevera durante 30 minutos mínimo, para conseguir  frío. 
Tras las 30 minutos mínimos de refrigeración, enharinar una superficie lisa y limpia, y un rodillo o similar (ya sabéis, yo he llegado a utilizar antes de tener rodillo; un vaso, una botella lisa,...lo que tengáis similar), sacar la masa y estirarla sobre la superficie, dar la forma adecuada para cubrir el molde elegido. Es normal que la masa se quiebre por los laterales, hay que reestructurar un poco... cortar y pegar, cortar y pegar, etc. Coger la masa con ayuda del rodillo para facilitar que no se rompa (la enrollo en el rodillo, como con el fondant) y cubrir el molde, dando forma. 
Pinchar la masa con un tenedor, la base y los laterales y volver a meter en la nevera 30 minutos más. Sacar, recortar la masa que sobre, acabar de dar forma bonita en los bordes e introducir en el horno, previamente calentado a 200ºC, con calor arriba y abajo. 
Hornear  durante 25-30', dependiendo del horno. Hasta que la masa se empiece a dorar.
Sacar del horno y dejar enfriar.




Este es el aspecto que se busca. Menudo olor desprende esta masa, ¡¡¡es genial!!!



Mientras realizar "La Crema Pastelera Infalible", con algunos retoques. (si presionáis el enlace, más abajo sale la receta de los profiteroles con "La Crema Pastelera Infalible")
En esta ocasión:
- dupliqué las cantidades de la crema pastelera, ¡me encanta y la quería doble!
- le añadí 2 cucharaditas de postre rasas de cuajada (preparado para cuajada en polvo), si no se tiene no pasa nada, sale igual, un poco menos consistente y el sabor variará un pelín. La cuajada se la añadí después de introducir las yemas de huevo con el azúcar, la leche estaba templada.
- 1 cucharadita rasa de canela en polvo.
- puse el extracto de vainilla (1/2 cucharadita).

Una vez hecha, reservar y enfriar. Poner papel film transparente, que cubra y toque la crema para evitar que se forme una costra y meter en la nevera. 

Cuando esté fría mover con unas varilla enérgicamente y ponerla sobre la masa quebrada también fría, igualar.

Adornar la tarta con frutas al gusto. ¡Cientos de posibilidades!




Finalmente realizar un almíbar con 250ml de agua, (yo pongo las pieles de manzana, si he utilizado, a hervir con el agua) y dos cucharadas soperas de azúcar, llevar a ebullición y reducir.
Aquí viene algo que aún no he conseguido, lo he intentado en 2 ocasiones, y ninguna me ha salido como he querido. Quiero conseguir una cobertura transparente para este tipo de tartas, gelatinosa y que así perduré el brillo sobre las frutas,... pero no ha habido suerte. Utilicé gelatina en polvo neutra, no le puse la suficiente cantidad, supongo...
Hace tiempo compré un preparado específico en lidl, aún no lo he utilizado, pero quería probar de forma tradicional con gelatina normal y así no limitarme demasiado en un producto. 
Si alguien lo sabe hacer con las proporciones exactas que utiliza, ya sabéis, pasadme la receta por favoooorrr.....

Una vez conseguida la cobertura transparente, cubrir las frutas con ayuda de una cuchara o pincel, yo lo hago desde el centro hacia la parte externa.

Dejar enfriar la tarta, en la nevera, cuanto más tiempo mejor, si es de un día para otro mejor, y si son dos, ¡aún mejor!. En serio, la tarta esta mucho más buena cuanto más asentada esté la crema pastelera, sin duda alguna.

Bueno, espero que la disfrutéis y como han dicho por ahí, los que la han probado.... nada tiene que envidiar a las de pastelería... por algo será...


Primero partir una porción...


Coger con una pala para servir...


Servir en un plato y ofrecer....

Observar su textura y color de cerca...
Saborear y experimentar su sabor .... ¡y repetir!


¡Disfrutadla y compartid!


La semana que viene os traeré una receta para aprovechar las claras de huevo que sobraron de la crema pastelera,.... ¡aquí no se tira nada, se aprovecha para elaborar algo rico para disfrutar y compartir con los demás!

Hasta pronto. 

No dudéis en comentar, sugerir, expresar,... estamos para aprender.



Siento extenderme tanto en las explicaciones, pero prefiero explicarme bien y contar todos los truquis y notitas para que os salga bien a la primera...


P.D.: El honor de poder disfrutar de la receta de la masa quebrada se lo lleva en primer lugar "La Receta de la Felicidad" que a su vez me derivó a Cocina para urbanitas... GRACIAS, ahí podréis ver un paso a paso de la receta para facilitar visualmente el aspecto.





7 comentarios:

  1. Pero... estoo... no es pecado??
    Madre mia Dorquitas que pinta! En cuanto acabe los examenes me pongo manos a la obra! Pero mejor para aprender mejor, creo que tendre que pasarme para que me enseñes bien como se hace, y probar a ver si esta tan buena como parece jejejeje.

    Enhorabuena Dorcas, el blog esta GENIAL con mayusculas. Muy personal, bonito, bieeeeen explicadito todo para que no falle nadie...
    Muy buen trabajo! Y muy buenas fotos. Animan a ponerse ya mismo manos a la obra.

    Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas GRACIAS Samuel!!! Y ya sabéis, cuando queráis....
      Besos!

      Eliminar
  2. Sin palabras!!!!!! simplemente exquisitoooo. Vane he.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vane, que lo disfrutes muchas veces más.....!!!!!

      Eliminar
    2. El Sábado voy churros con chocolate .felicidades gracias una vez más por tus recetas estrenare la cocina nueva con este postre .

      Eliminar
  3. Hola Dorcas !! Qué sorpresa! Me encanta tu blog, felicidades !! Y esta tarta se ve deliciosa...me la apunto para hacerla!!
    Un abrazo!!
    Damaris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dámaris! Gracias por tus palabras y espero que la tarta la disfrutes muuuchas veces, está riquísima...
      Un beso y un fuerte abrazo.

      Eliminar