domingo, 14 de julio de 2013

Bizcocho de chocolate, con Cola Cao

Para aquellos que no os atrevéis demasiado con recetas elaboradas, para aquellos que son principiantes, para los que tienen prisa, para los que tienen una visita inesperada, para los que les encanta el chocolate, para los que siempre tienen un bizcochito en casa para acompañar el café, té o vaso de leche,.... para todos esos y más... os propongo mi primera receta en el mundo de la repostería... mi primera experiencia que repetí en numerosas ocasiones, y que hoy día sigo elaborando.... 
No os defraudará...



Sencilla, rápida, con ingredientes de andar por casa, sin necesidad de artilugios varios...
Únicamente ; un cuenco, un tenedor, si no se tiene varillas, una cuchara, una cucharita, un vaso, un molde apto para horno, y horno... nada más... a parte de los ingredientes... ah sí, lo más importante...¡amor!, pues saldrá mucho mejor...


Este es el bizcocho que os mencioné en la receta del bizcocho de calabacín y chocolate, este es el que le gusta tanto a mi padre, y que con tanto amor le preparaba cuando era pequeñita, con la ayuda de mi valiente madre... 

Es impresionante, y siempre me ha fascinado, cómo con un sabor o con un aroma nos podemos transportar a nuestra niñez, a lugares casi olvidados, recuerdos que siguen en nuestra mente pero que no afloran hasta que no percibimos con el gusto o el olfato ese sabor u olor, que nos acerca a ese recuerdo o vivencia guardada... ¿no os ha pasado?.

A mí en numerables ocasiones...


Lo dicho, fácil, hipermega fácil, y además, apto para alérgicos al huevo, para los celíacos, pues se cambia la harina y ya,  sin leche,... para casi todos los públicos... incluso creo que para los que son alérgicos a los frutos secos, también, pues tengo cercanos, y el Cola-Cao lo toman....

¡No hay excusa!





Vamos a la mezcla de ingredientes y poco más...

Ingredientes:
- 1 vaso + 3/4 de harina 
- 1 vaso de azúcar
- 6 cucharadas soperas con picota, colmadas de Cola-Cao
- 1 cucharadita de postre rasa de levadura química
- 1/2 cucharadita de postre rasa de bicarbonato sódico
- 3/4 cucharadita de postre rasa de sal
- 5 cucharadas soperas de aceite de oliva suave
- 1 cucharada sopera de vinagre
- 1 cucharadita de postre,de esencia o extracto de vainilla (opcional)
- 1 vaso de agua tibia

Precalentar el horno a 175ºC. 
Preparar un molde rectangular de unos 20x30, o similar, el que tengáis servirá, con mantequilla y espolvorear pan rallado (así se desmolda genial...) y si no con harina, como siempre, costará más si se quiere desmoldar... Reservar.

Mezclar en un cuenco grande todos los ingredientes secos. Realizar 5 huecos, en la mezcla seca, con una cuchara sopera, e introducir una cucharada de aceite en cada uno de ellos. En total 5 cucharadas de aceite.  A continuación, añadir la cucharada de vinagre, yo la reparto entre los 5 huecos, echo un poquito en cada uno de ellos,... siempre lo he hecho así. ¡No mezclar aún!. (imagino que si no se hacen los huecos y se pone todo directamente, saldrá igual, pero es mi ritual desde pequeña,... cosas de niña... imagino). Añadir la cucharadita de extracto de vainilla si se desea, y a continuación poner en la mezcla un vaso de agua tibia, sí de agua, agua tibia, y sin miedo.... ahora sí, a mover, pero no demasiado... yo lo mezclo con varillas, de forma manual. Aparecerán unas burbujitas, es lo que buscamos y conviene no mezclar mucho la masa, únicamente hasta que todo esté homogéneo en color. 

Verter la mezcla en el molde preparado con anterioridad. Introducir en el horno a media altura, unos 25 minutos a 175ºC con calor abajo. Truco del palillo seco, para saber si está hecho y ya está, bizcocho preparado...


Facilísimo, ¿verdad? Decir que está más bueno, de un día para otro, pero si no podéis esperar, probarlo. Al día siguiente os daréis cuenta que es así, está más bueno, pues ha adquirido jugosidad.



Animaos con este bizcocho, es muy, muy fácil, ya lo habéis leído... ¡fenomenal para principiantes!

Para adornar con azúcar caster, azúcar triturada, pasado por el molinillo o batidora de cuchillas o lo que queráis... para una tarta fácil de cumpleaños, con chocolate derretido,... golosinas,... imaginación. Así la preparé en numerosas ocasiones. 

¡Feliz semana y a disfrutar...!

Nota: 
-Se puede añadir frutos secos, pepitas de chocolate,... Añadir antes de hornear.
-Receta basada en una revista súper antigua que había en casa de mis padres, original de Canadá. 

4 comentarios:

  1. Es posible llorar con un blog de cocina??? Buah, pues yo lo he hecho ; ). Me encanta tu blog y como te expresas y sobre todo la repostería que haces.

    Te quiero Dorcas!!!

    ResponderEliminar
  2. Bizcocho sencillo pero buenisimooooo!!! ( uno de mis preferidos). Sigue asi haciendo muchassss recetas,estas hecha una pedazo repostera. Vane.

    ResponderEliminar
  3. He de felicitaros una vez más ,por vuestra dedicación a tan estupendo blog , estoy contento de empezar como un principiante



    ResponderEliminar
  4. Me he currado hoy este maravilloso bizcocho que a los dos minutos de ponerlo al horno ya hacía un olor que me convencía ya del resultado final, sin duda estoy sorprendido y porsupuesto aprobado, verdad Dorcas.........
    Guardaré una muestra . Que tengáis buen fin de semana

    ResponderEliminar