jueves, 29 de agosto de 2013

Panna Cotta con galleta y frutos rojos


Os presento esta tarta que... no sé cómo llegó a interesarme... creo que cuando me dieron la receta del famoso tiramisú, me la nombraron y quedó reservada en mi memoria hasta que salió...

No la había probado nunca, y a mí, el sabor a leche y la leche en sí, no me gusta... por lo que demasiado interés no tenía en este postre... eso sí, derivados lácteos como y tomo un montón, y me encantan... 

Lo dicho, un día me interesé por ella y decidí indagar en este postre italiano tan conocido...  

Por cierto, la cultura gastronómica italiana me apasiona... masas de pan, pizza, pasta, especias..... mmmmm... y sobre todo,  me encanta todo lo que conlleva el significado de la figura de "la mamma"; la uníon familiar, proveer, cultivar, cuidar, proteger..., saborear cada plato en familia, creando un momento de unión único........

De hecho la receta que me dieron del tiramisú, original de "una mamma", del sur de italia.... exquisita, con sabores bien definidos que no enmascaran su auténtico origen y sabor. 

Pero hoy, la protagonista, es esta tarta tan deliciosa y sencilla de hacer... que no dejará indiferente a nadie...




Ingredientes (para un molde desmontable de 15 cm de diámetro):

Base:

- 16 galletas tipo María (o las que queráis)
- 40-45 gr. de mantequilla o margarina derretida
- un chorrito de licor (opcional)

Panna Cotta:

- 500 ml. de nata para montar (mínimo 35% M.G.)
- 150 gr. de azúcar
- 1/2 vaina de vainilla o 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 4-5 hojas de gelatina neutra (*)

Gelatina de frutos rojos:

- 150 ml. de frutos rojos triturados
- 50 ml. de agua
- 2 cucharadas de azúcar
- 2 hojas de gelatina neutra


En primer lugar preparar el molde, para ello necesitaremos papel vegetal, sulfurizado, de horno....
Recortar la base con la misma medida y colocar.  Recortar una tira larga, del mismo tamaño que el ancho de la pared del molde para forrar la pared del mismo. De esta manera conseguiremos un desmoldado perfecto si, al retirarlo, lo hacemos con un mínimo de cuidado. 

Una vez listo y forrado el molde, preparar la base de galleta:  

Para ello, triturar las galletas, derretir la mantequilla y mezclar. Yo voy añadiendo poco a poco la mantequilla, hasta lograr una masa compacta, que no se desmenuce. El punto ideal es en el que, al poner un poco de masa en la palma de la mano, y al cerrarla y al abrirla, la masa queda compacta, no se desmenuza... no os paséis con la mantequilla, ya que si no queda blandengue y se saldrá el líquido de la panna cotta. Dependiendo del tipo de galleta  elegida, necesitaremos más o menos mantequilla. No olvidemos el chorrito de licor, es opcional y al gusto, la cantidad lo mismo, al gusto... se añade a las galletas, antes de incorporar la mantequilla en su totalidad, ya que es líquido y ayuda a compactar.

Cubrir el fondo del molde con la masa de galleta. 
Sellar levemente con la masa de galletas, el punto de unión de la base del molde, para que al poner el líquido de la panna cotta no se salga. Presionar y alisar, con lo que tengáis..., ya sabéis,  el alisador de fondant, un vaso, una base lisa de tarta,....


Dejar el molde sobre una superficie plana, sobre un plato plano, a pesar del sellado con la galleta, con el calor del líquido de la panna cotta se derrite un poco la mantequilla y puede que se salga la nata un poco del molde, no pasa nada, mas que nada para evitar manchar. 


Preparar la panna cotta:

En un recipiente con agua fría, introducir las hojas de gelatina, 4 o 5, y dejar hidratar.
( * Yo lo hice con cuatro porque no me gusta demasiado consistente, con 5 creo que quedará genial, no creo que se note demasiado la diferencia,... de hecho creo que cinco hojas son las proporciones apropiadas para 500 ml de nata..., la próxima vez la haré con cinco hojas y os comento en los comentarios).

En un cazo y a fuego medio, introducir la nata líquida y añadir el azúcar y la vainilla (si decidís poner la vaina de vainilla os recomiendo abrirla por la mitad, a lo largo, de esta manera se extrae mayor aroma y sabor). Remover para evitar que se queme el azúcar. Mover hasta que empiece a hervir y justo en este momento retirar del fuego y añadir las hojas de gelatina escurridas con la mano. Remover durante unos 2 minutos para asegurar la total disolución de las hojas de gelatina. 
Verter el contenido del cazo sobre la base de galleta preparada con antelación. (Sacar previamente la vaina de vainilla si es que la hemos puesto...) 
Introducir, el molde con el plato, en la nevera, durante 4 horas como mínimo. 


Preparar la cobertura con los frutos rojos transcurridas cuatro 4 horas mínimo:

En un recipiente con agua fría introducir las 2 hojas de gelatina, y dejar hidratar.
Triturar bien los frutos rojos, hasta conseguir 150 ml en su totalidad, sin colar ni nada. Si se quiere, se puede colar,.... para ello necesitaréis más cantidad de frutos rojos... triturándolos bien queda genial. 
Poner los 150 ml de frutos rojos en un cazo junto con 50 ml de agua y 2 cucharadas de azúcar,... al gusto. Calentar y dejar hervir, suavemente, sin dejar de mover durante 2 minutos. Retirar del fuego y añadir las dos hojas de gelatina remojadas en agua y escurridas. Mover hasta su total disolución, durante 2 minutos y verter sobre la panna cotta y volver a meter en la nevera durante 2 horas.  
Si se prefiere, con mermelada se puede hacer, simplemente no  se añade azúcar y ya... sin más!!! también más fácil y asequible... lo he hecho en una ocasión. Las cantidades y el procedimiento son los mismos (150 ml de mermelada y 50 ml de agua y las 2 hojas de gelatina).


Para desmoldar, desmoldar con cuidado, abrir el molde. Retirar el papel que hemos puesto en las paredes del molde poco a poco, de esta forma quedará liso y muy presentable. 

Así de sencilla y presentable...



¿Apetecible?... 




Por cierto!!!! Se me olvidaba... esta tarta también tiene su historia en mi cocina... Cómo no... quería un desmoldado perfecto... jejeje, eso no es nuevo... y en dos semanas hice 4 tartas de panna cotta... hasta que lo conseguí. Leí diferentes consejos pero ninguno me funcionó como quería con los moldes que tenía... hasta que decidí probar con el que os he explicado... testaruda soy un rato...

Esas dos semanas tenía varias cenas con amigos en casa, por lo que ya os podéis imaginar qué postre realicé en las diferentes ocasiones...

Espero que disfrutéis de la receta y que la probéis de la manera que decidáis realizarla... 

¡Hasta pronto!


Notas: 
- Si no se quiere desmoldar la panna cotta, se puede realizar en cualquier molde, e incluso en moldes individuales.  
En un molde de cristal queda muy bien... lo único que al presentar y servir no quedará tan vistoso, se romperá.
¡¡¡Aunque si son moldes individuales quedará genial!!! 

- Se puede obviar la galleta y la gelatina de frutos rojos, y  únicamente realizar la panna cotta en si.
Luego se le puede añadir chocolate, mermelada, lo que os apetezca, o simplemente nada...

Panna Cotta, traducido es, Nata Cocida... sin más... y creo que su receta original se hace con clara de huevo en vez de gelatina y se cuece al baño María.


4 comentarios:

  1. Ideal para este tiempo!! Me apunto la receta para hacerla...supongo que los frutos rojos podrían ser congelados, no?? Un besito guapa!!
    Dámaris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dámaris! Me alegro que estés al otro lado,.... decirte que no hay problema con los frutos rojos congelados. De hecho yo los consigo así, viviendo en España es un poco difícil conseguirlos, no están tan al alcance como cuando estuve en Praga, por ejemplo,... menudas cajitas de frutos rojos frescos preparaban... y además baratas.... Pues eso, yo los suelo comprar congelados, en el Lidl salen muy bien, los descongelo en la nevera de un día para otro y sin problemas... Un beso!
      Sé que te saldrá genial la receta!!!

      Eliminar
  2. Mmmmm... una de mis recetas favoritas.
    Siempre que tengo ocasión la hago y si tengo invitados es uno de los postres que más gustan.
    Esta vez y para la ocasión he aprovechado unos moldes en forma de corazón y en vez de frutos rojos, he aplicado las mismas indicaciones pero con fresas y queda genial.
    Normalmente suelo recurrir al blog antes de hacerla, es importante los comentarios que nos dejas, ya que, en alguna ocasión, por querer ir algo mas rápido de la cuenta o creer que lo tenia controlado.. he tenido algún problema, como por ejemplo.. no sellar bien los bordes y quedarse toda la panna cotta derramada por todo el estante de la nevera :(
    Mi consejo... si utilizáis el típico molde de repostería... sellar bien bien los bordes!!!
    Gracias por tus recetas!!
    Dalia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tiiiiii! Preciosa. Gracias por compartir tu experiencia, y por realizar la receta. Deseo que la sigáis disfrutando y gracias por tus consejos e ideas... En casa también nos encanta!!! Besos y cuidaos mucho!!!!

      Eliminar