viernes, 4 de octubre de 2013

Perrunillas extremeñas, auténticas






El resultado de esta receta era un tanto exigente. Os explico....

Mis suegros son extremeños, y hace unas semanas me retaron a realizar perrunillas extremeñas y magdalenas típicas de su pueblo... (he de decir que me decanté en primer lugar por la perrunillas y aquí están...).


Lo dicho, el listón estaba muy alto, y deseaba que salieran "unas perrunillas auténticas de pueblo", artesanas y que no tuvieran nada que envidiar a las lugar de origen, Extremadura. 


Indagué, comparé, pregunté a mis suegros por algún ingrediente que en algunas versiones incorporan y a mi no me sonaba... y por fin, a la primera... ¡di con la receta!... sin dudar me decanté por esta que os presento en líneas más abajo.



Es una receta extraída de unos documentales de televisión española: "Un país para comérselo", y entre sus diferentes capítulos, allí estaba: Extremadura, Badajoz. 

Cabe destacar que me encantan estos documentales, se aprende y conoce muchísimo...


Sin dudarlo me metí de cabeza en la receta... bueno con las manos... porque esta receta se trabaja en exclusiva con las manos, así sin más...


Manos a la masa...

Ingredientes:
- 200 gr. de manteca de cerdo
- 2 yemas de huevo, si pueden ser camperos mejor...
- 150 gr. de azúcar
- ralladura de un limón
- 1 cucharadita de canela
- 400 gr. de harina tamizada
- 6 cucharadas de azúcar


Poner la manteca de cerdo en un cuenco grande y remover con las manos, en círculos, en sentido de las agujas del reloj, hasta eliminar los grumitos.
Añadir las dos yemas de huevo e integrar con la manteca de cerdo, remover en la misma dirección y con las manos.
Incorporar el azúcar, la ralladura de limón y la canela y remover con las manos hasta integrar los ingredientes. Por último añadir  poco a poco la harina, hasta conseguir una masa homogénea y que no se pegue a las manos.

En un plato hondo, batir un poco las 2 claras que no hemos utilizado.
En otro plato hondo poner unas 6 cucharadas de azúcar.

En este punto se coge un trozo de masa haciendo una bolita del tamaño de una pelota de pin pon, más o menos, luego se le da forma de croqueta. Cogemos la croqueta y mojamos un lateral de la croqueta en las claras de huevo y luego la llevamos al plato de azúcar, de tal forma que el azúcar quede pegado en la parte que hemos mojado en las claras de huevo. A la vez, aplastamos la masa con los dedos, le damos forma ovalada o redonda y la ponemos sobre la bandeja de horno boca arriba, con el azúcar hacia arriba. Así hasta acabar con la masa... salen unas 18 perrunillas... variará en función del tamaño que les demos.

Hornear a 180º C arriba y abajo, yo lo hice con ventilador, durante 15 minutos. Cogen un tono doradito. Sacar del horno y dejar enfriar por completo en la bandeja, no tocar, se desharían enseguida.
Hay que dejarlas enfriar muy bien.


¡Y ya se tienen unas perrunillas deliciosas artesanas y auténticas!




He de deciros que la siguiente fotografía la presenté en un concurso y fue una de las seleccionadas por Mr. Wonderful (diseñadores gráficos que tienen objetos muy bonitos con frases súper chulas, abajo el calendario).



Deseo que os gusten. 

A una amiga se le puso el vello de punta al probarlas, se trasladó a su infancia en ese mismo instante, fui testigo... 

...Y por cierto... ¡a mis suegros les encantaron! dijerón: 
-¡Auténticas perrunillas extremeñas! 
...y ahora no paran de pedirme, sobretodo el goloso de mi suegro....

Feliz semana.


1 comentario:

  1. Dorcas, te superas día a día...
    Animo y a seguir así. Besitos!!!

    Dámaris

    ResponderEliminar