miércoles, 6 de noviembre de 2013

Barritas de cereales y nubes

He aquí una de las recetas más sencillas, que gusta a niños y a mayores.




¡¡Un tentempié o piscolabis asegurado!!!

Son una barritas de cereales muy versátiles, con infinidad de variaciones y posibilidades... lo que la imaginación y el paladar te puedan permitir.

Fáciles y rápidas de hacer, un poco engorrosas, eso sí, por lo pegajoso de las nubes... pero deliciosas!!! 

Personalmente no es una golosina o dulce que me apasione. En mis bolsitas de chucherías o golosinas casi nunca estaban ni estan presentes, y cuando lo estaban o están es porque pienso en mi madre, que a ella si le encantaban y le encantan...

En alguna ocasión, con amigos canadienses, recuerdo haberlas comido pinchadas en un palo y tostaditas en una hoguera... ¡¡incluso en alguna ocasión congeladas!!

Existen diferentes nombres para las nubes. Todo depende de dónde nos encontremos. Recuerdo que de pequeñita, en el País Vasco, Santurce, se llamaban jamones...  en otros lugares se las conoce como malvaviscos, esponjitas, masmelos, marshmallow... y no sé si hay más...




Vamos con la receta...

Ingredientes para unas 16 barritas de cereales (todo en función del tamaño que las queramos hacer):
- 50 gr. de mantequilla
- 300 gr. de nubes
- 175 gr. de cereales (arroz inflado)
- cobertura de chocolate, candy melts o nada

Preparar una bandeja  de unos  23x18 cm, (la que tengáis seguro irá bien, pues saldrán más gorditas o finas...) untada con margarina, mantequilla o aceite vegetal en spray (yo uso uno de la marca Dübör que va genial)
Dejar la bandeja cerca, a nuestro alcance. 

En un cazo deshacer la mantequilla a fuego medio - bajo. A continuación, añadir las nubes y deshacer con ayuda de una cuchara untada en mantequilla, con la intención de que se peguen, lo menos posible, las nubes. Remover hasta que se deshagan. Retirar del fuego y añadir el arroz inflado o el cereal que se haya elegido. Mover hasta que todo el cereal se haya impregnado de la mantequilla y de las nubes deshechas.

Cada vez que preparo esta receta, acabo con un poco de dolor en el brazo, debido al movimiento continuo y cada vez más dificultoso al mezclar las nubes, se endurecen rápidamente, es muy pegajoso, cuesta un poco, se forman unos hilos bastante molestos... debido al azúcar... uuufff qué engorro ¿no?, parece que en vez de animar estoy haciendo todo lo contrario... pero sabéis que, los que me conocéis un poco, acostumbro a contar todo con bastantes pelos y señales... no quiero pintarlo todo de color de rosa y omitir dificultades...

¡Pero no por eso dejéis de hacer la receta, están muy buenas y repetiréis! Es un momentito de nada...

Una vez esté todo bien mezclado verter la mezcla sobre la bandeja antes preparada, como se pueda... es incómodo por lo pegajoso que es. Lo que utilizo es mantequilla en mis manos y manipulo la mezcla, lo menos posible, nivelando y aplastando el cereal para unirlo, que quede apelmazado y nivelado. 
Finalmente dejar enfriar. (Yo me voy frotando las manos con la mantequilla que tengo en las manos, no hace falta añadir más, con la residual es suficiente para que no se te pegue. Es muy fácil aunque algo pegajoso, no lo voy a negar. Por si no ha quedado claro...).
Dejar enfriar por completo. Una vez esté frío cortar rectángulos o  formas varias, con un cuchillo bien afilado y con decisión. También se pueden utilizar cortadores de galletas... 

En este momento guardo las barritas en la nevera para que se enfríen y dejen de ser pegajosillas.... 

Derretir chocolate, el elegido y decorar al gusto... 

Como se puede ver admite infinidad de ingredientes; frutos secos, fruta deshidratada, diferentes cereales,...incluso se le puede añadir colorante o aromas en el momento en el que se deshaga la mantequilla y las nubes.... 

Y he aquí unas barritas deliciosas de cereales, dulces y bien sencillas. 





¡¡Abran la despensa y sírvanse!!!

Si te ha gustado esta receta puedes dejar tu comentario, sugerencia o simplemente decir un ¡Hola!... 

Yo de momento me despido hasta la próxima semana o próximo comentario... ¡Gracias por estar al otro lado! 

Se me olvidaba....

Esta receta la hice gracias a mi cuñado, el menor. Estuvo en Canadá durante una temporada y cuando regresó, una de las recetas que preparó fue esta... por lo que... ¡Gracias! ¡también tú eres inspiración en la cocina!
¡Eres un amor y una de mis debilidades! Una de las pocas personas que saben escuchar y de las escasas tan nobles que he conocido.  

1 comentario:

  1. Te quedaron deliciosas!!! Eres una pedazo artista haciendo "pastelitos", tienes muchoooooo talento. Vane.

    ResponderEliminar