jueves, 16 de enero de 2014

Timanfayas

Esta es una receta hipermegasencilla, con tan sólo dos ingredientes y no por ello menos deliciosa... está riquísima.





Es un dulce típico de las Islas Canarias, en específico de Las Palmas. Lo suelen vender en pastelerías y heladerías. Recuerdan a las típicas rocas volcánicas que se encuentran en el parque nacional de Timanfaya, en la isla de Lanzarote, de ahí su nombre... parece ser.





Podemos utilizar esas neulas o barquillos de las  navidades, que no sabemos qué hacer con ellos... 


Vamos con la receta... advierto, parece mentira que con tan sólo dos ingredientes surja un dulce tan delicioso!!! 

Ingredientes:
-25 barquillos o neulas, unos 140 gr. (varían ligeramente, son diferentes pero sirve cualquiera)
-250 gr. de chocolate para fundir (blanco, con leche, negro, el que tengáis...)

Derretir el chocolate al baño María (técnica que consiste en utilizar dos cazos, uno más grande que otro. En el grande se introduce agua y se pone al fuego, en el otro más pequeño se introduce el chocolate y se mete en el cazo grande donde está el agua... algo importante, la cantidad de agua debe ser la justa para que al introducir el cazo pequeño en el cazo grande, debido a la presión que realiza sobre el agua, esta misma, el agua, no se desborde e introduzca en el cazo del chocolate... si no no serviría, ya que el agua estropearía el chocolate. De esta manera el agua se calienta, el calor del agua se transmite al cazo pequeño donde está el chocolate y así se evita que el chocolate se queme). 
Se puede derretir el chocolate en el microondas, personalmente no me gusta, tienes que estar muy pendiente de que no se te queme y siempre he comprobado que un alimento se enfría mucho antes cuando se calienta en el microondas que al fuego... 

Cuando el chocolate esté derretido, dejar templar.

Mientras, desmenuzamos las neulas o barquillos, en trozos pequeños. Ojo, no pulverizar, trocearlos con las manos a medidas desiguales del tamaño de una uña o la mitad, a trocitos, pero no pulverizar. Yo las aplasto con los dedos y ya.

Cuando el chocolate esté templado introducir las neulas, remover y mezclar. Con la ayuda de dos cucharas realizar bolitas y dejar reposar sobre papel sulfurizado, de horno, vegetal. Dejar enfriar a temperatura ambiente y ya está..!!! Timanfayas hechas!!!!

Deliciosa receta que más sencilla no puede ser.




¡¡¡Que las disfrutéis y hasta la próxima!!!


1 comentario:

  1. Me gusta por lo sencillo y seguro que ríco para tomar con un café...lástima que no tengo neulas!!! jajaja...pero compraré para hacer las timanfayas....

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar