martes, 11 de febrero de 2014

Bundt Cake de nata y vainilla

Este Bundt Cake es el que más le gusta a mi marido... por ahora.

Le encanta la vainilla... y con esta receta es ir a no fallar... galletas de vainilla, helado de vainilla, que en verano es uno de los sabores fijos que se pide..., olor a vainilla... 

Además tuve el privilegio de recibir como regalo, por parte de mi marido, nada más y nada menos que 3 moldes de Bundt Cake y unos sellos de galletas de la gran marca Nordic Ware y como dije en una publicación anterior ( Bundt Cake de mascarpone ), no hay ni punto de comparación con otros moldes... son una maravilla y tengo moldes para tooooda la vida y la de mis hijos... 


Vamos con la receta, si te encanta la vainilla y los sabores suaves al paladar... no dejes de hacer este bizcocho... te sorprenderá. No te cansarás de él... 





Ingredientes:
- 285 ml. de nata para montar (que esté fría, muy fría es importante)
- 200 gr. de azúcar
- 3 huevos L (temperatura ambiente)
- 200 gr. de harina
- 50 gr. de harina de maíz (Maizena)
- 2 cucharaditas de levadura química (tipo Royal)
- 3/4 de cucharadita de sal
- 2 cucharaditas de extracto de vainilla (utilizo pasta de vainilla, es más concentrada)

Precalentar el horno arriba y abajo a 175ºC, yo sin ventilador. 

Preparar y engrasar un molde tipo bundt cake, los que tienen un agujerito en medio, de unos 25 cm de diámetro. Si no se tienen este tipo de molde, utilizar lo que tengáis, que sea grandecito. Yo lo engraso con un spray especial y lo pincelo desde la base del molde hacia arriba, de esta manera ayudo, un poco, a la masa a subir en esa dirección, facilita... Se puede engrasar con aceite, o con mantequilla y harina, esta opción es la que menos me gusta porque parece que se forme una capa fina y crujiente en el bizcocho,... son percepciones... pero si es lo que más os gusta o lo que soléis hacer y no queréis cambiar... pues adelante... yo desde que utilizo el spray he de decir que ni punto de comparación, a nivel de desmoldado genial, los bizcochos suben con más facilidad y de forma más uniforme... no tiene esa capita dura que percibía con la mantequilla y la harina, y qué decir de lo sencillo que resulta....

En primer lugar tamizar las harinas, la levadura y la sal. Reservar.

Montar la nata bien fría en un bol que esté bien frío y reservar. No batir demasiado, se corre el riesgo de que se convierta en mantequilla.... Montar hasta formar picos blandos o firmes, que al sacar las varillas quede el pico de nata semi-firme o firme. Es suficiente. Reservar.

Batir, con varillas, los huevos e ir añadiendo el azúcar poco a poco. Batir a velocidad media-alta, hasta que la mezcla sea homogénea, blanquee y haya doblado o triplicado su volumen inicial. No hay riesgo de que se convierta en nada si batimos más... Se tarda unos 7', dependiendo de la batidora que se utilice. 
Añadir el extracto de vainilla y batir un poco más, hasta que se incorpore. 

Incorporar las harinas con la levadura y la sal tamizadas a la mezcla de los huevos poco a poco. Si no disponéis de un batidora que os permita tener las manos libres, incorporar la mezcla de las harinas, la sal y la levadura  en tres veces y mezclar... hasta que la mezcla sea homogénea. 
En este momento añadir la nata montada, también entres veces y mezclar con una pala o cuchara con movimientos envolventes, hasta lograr que se integren todos los ingredientes. No mezclar demasiado, únicamente hasta que los ingredientes estén uniformemente integrados.

Verter la mezcla en el molde de Bundt Cake, en su defecto en el que tengáis. En los moldes de Bundt Cake os aconsejo que vertáis toda la masa desde el mismo sitio, ella misma se va a ir repartiendo, y de esta manera es más difícil que queden espacios vacíos o con bolsas de aire.. por último golpear de forma suave y leve, un par de veces, el molde con la encimera, para asentar la masa. Si es necesario, alisar la superficie de la masa con la ayuda de una espátula. 

Introducir el molde en el horno sobre una rejilla, siempre que se utilice un molde tipo Bundt Cake, ya que el calor debe circular por el agujero del molde y así obtener un horneado uniforme. Si no se utiliza este tipo de molde, no es necesaria la rejilla. 

Hornear a 175ºC, con calor arriba y abajo, yo sin aire. Si lo utilizáis, deberéis bajar la temperatura unos 10ºC.  Hornear durante 40-45' aprox. o hasta que el palillo salga limpio una vez se pinche en el bizcocho. 

Sacar del horno y dejar reposar durante 10' sobre una rejilla. Transcurrido este tiempo, movilizar el molde de arriba hacia abajo y de un lado a otro para facilitar el desmoldado. Ya así estará suelto... Desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla, si se tiene. 

Y ya estará listo. 

En esta ocasión, únicamente lo adorné con azúcar glass tamizado con un colador. Sin más... y tal cual...

Otro Bundt Cake, suave y delicioso.




No hay que olvidar su esponjosidad. Riquísimo y jugoso. 




Apetece a cualquier hora... muy fino y elegante al paladar... no hay duda. 

¡Un clásico en casa!

Hasta muy pronto... 

Estoy para cualquier duda a lo que se respecta....


Origen de la receta... del maravilloso libro de Bea Roque "El Rincón de Bea". 

3 comentarios:

  1. Se ve delicioso!!!! Creo que lo haré para este fin de semana que vienen los chicos y sus novias a visitarnos. Muchas gracias guapa!!! Besitos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Dámaris!!! Seguro que os gustará... no es nada empalagoso. Que lo disfrutéis y hasta pronto. Besos a todos.

      Eliminar
  2. Acabo de descubrir tu blog en instagram y por aquí me quedo. Probaré esta receta bien prontito. Te animo a vistar mi blog http://dulcemuffin.blogspot.com.es/?m=1

    ResponderEliminar