jueves, 26 de junio de 2014

Tarta de chocolate blanco y frambuesas bicolor


En principio iba a ser una tarta de chocolate blanco, kirsch y cerezas... pero tuve que improvisar un poco en base a lo que tenía, pues no encontré a tiempo ni la pasta de cerezas ni el kirsch, un licor alemán de  cerezas...


Finalmente opté por esta combinación y resultó ser una excelente decisión... aunque tengo pendiente la otra...





¿Por qué quería la otra combinación?.... pues porque era una tarta para mi amatxu, mi madre, mi ama, mi mamá... era su cumple y a ella le encantan las cerezas y si es con "alegría" ¡mejor...! (un poco de alcohol), mi opción era bañar el bizcocho con un almíbar al toque de kirsch...


De todas maneras surgió esta tarta que a mi parecer es muy sencilla, limpia a la vista, y en esta ocasión... menos es más...

Sencilla, elegante y agradable de ver... ¿no os parece? además con sorpresa al cortarla, más adelante lo podéis ver, ... ¡¡¡ya que es bicolor!!!!!





Vamos al lio... no es nada complicada, no hace falta invertir en ella más de 3 horas... el tiempo no es lo que más sobra en casa por ahora... y complicación ninguna... si decidís hacer los bizcochos un día, y otro día la cobertura y adornos... se os hará súper amena... ya lo veréis... personalmente es lo que siempre hago con este  tipo de tartas... además los resultados son mucho mejores... os lo recomiendo.


Ingredientes (para dos moldes circulares de 18 cm. de diámetro o 3 de 15 cm.):

Para el bizcocho:
- 170 ml. de leche entera o semidesnatada
- 60 gr. de azúcar moreno
- 125 gr. de chocolate blanco
- 225 gr. de azúcar blanco
- 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 2 huevos tamaño L a temperatura ambiente
- 215 gr. de harina
- 1 cucharadita de levadura química (Royal)
- 1 pizca de sal
- 2 cucharadas de pasta de frambuesa (si no se tiene pues sin nada de esto, obviáis este paso y no será bicolor)
- mermelada de frambuesa

Para la cobertura:
- 75 ml. de nata para montar
- 95 gr. de chocolate blanco
- 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 100 gr. de azúcar glas

Para adornar la tarta:
- frambuesas
- sprinkles al gusto


Para realizar el bizcocho:

En primer lugar poner en un cazo y a fuego lento: la leche, el azúcar moreno, 85 gr. del azúcar blanco (el resto reservar) y el chocolate blanco partido en trocitos. Llevar a ebullición a fuego lento, remover constantemente. Cuando hierva apagar el fuego, retirar del foco de calor y dejar enfriar a temperatura ambiente, os recomiendo que lo mováis de vez en cuando para que no se forme una pequeña costra en la superficie y quede una mezcla homogénea. Reservar.

Precalentar el horno a 170ºC, con calor arriba y abajo y sin ventilador.

Tamizar y reservar la harina, la sal y la levadura.

Preparar dos moldes de 18 cm. de diámetro con aceite vegetal en espray para desmoldar o lo que acostumbréis a realizar... (personalmente la mantequilla y la harina espolvoreada no me gusta, por la pequeña costra que se forma... va a gustos), yo además añado una base de papel de horno con el mismo diámetro del fondo.

En un bol grande batir la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla homogénea, blanquecina y textura de mouse.
A continuación añadir los huevos de uno en uno y ligeramente batidos, no añadir el otro hasta que el primero no esté integrado. (Quizá se haya pegado la mantequilla a las paredes del bol, despegar con la ayuda de la espátula y dejar que cada huevo se integre en la mezcla).


Ahora, y sin dejar de mezclar, añadir la harina a velocidad baja, y poco a poco... si tenéis robot que os permita tener las manos libres añadirla de cucharada en cucharada y seguiditas, y si no pues en dos tandas, ocasiones. Mezclar hasta el punto justo que la masa sea homogénea, no más... ya sabéis... si no se endurecería la textura en el horno.

A continuación, añadir la mezcla de chocolate blanco y leche preparada en primer lugar y ya a temperatura ambiente. Añadir la mezcla muy poco a poco... lo mismo si tenéis un robot añadirla decantándola poco a poco sin dejar de mezclar y si no, pues a chorritos. Finalmente acabar de mezclar con una espátula hasta su total integración.

Dividir la masa en dos, y a una de ellas le añadís la pasta de frambuesa, mezclar para obtener una masa homogénea.

Ahora verter en cada molde una cucharada de cada mezcla alternándolas, para así obtener el aspecto bicolor del bizcocho. Es decir, en el centro de cada molde se añade una cucharada o un cacito pequeño,,... a menor cantidad más finas serán las rayas bicolor... a más cantidad más gruesas... más o menos paciencia... también... yo lo utilicé un cacito de 50ml. Así hasta acabar con la masa. (yo hice un cacito de masa de frambuesa en el centro de cada molde, luego justo encima de la anterior, en el centro, otro cacito de masa sin frambuesa en cada molde, luego otro cacito de masa con frambuesa en el centro de cada molde, encima de la masa de sin frambuesa,.... espero explicarme.... de esta manera se acaba con la masa y se reparte equitativamente sin perder la cuenta... ).


Finalmente introducir los dos moldes en el horno a temperatura antes comentada durante 25-30', o hasta que estos se despeguen del borde y el palillo salga limpio al introducirlo en el bizcocho.

Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla, si se tiene, y en los moldes durante 30'. Luego desmoldarlos con cuidado... (los moldes desmontables facilitan mucho este paso...), y dejar enfriar por completo sobre una rejilla, si se tiene. Una vez fríos, envolverlos en papel transparente, film transparente, y a la nevera... para mi es lo ideal, hacerlos mínimo de un día para otro, ya que adquieren jugosidad, consistencia y el trabajo se hace menos pesado...


Para realizar la cobertura:

Sacar los bizcochos de la nevera para atemperarlos un poco.

Tener el chocolate partido en trocitos en un bol o cuenco.
Llevar a ebullición la nata, justo cuando empiece a hervir, retirar y verterla en el bol sobre el chocolate blanco. Remover hasta que el chocolate se funda por completo, dejar enfriar a temperatura ambiente.
Se consigue una textura similar al de la leche condensada.

En un bol batir la mantequilla y el azúcar glas durante 3' aproximadamente, se obtiene una especie de crema espesa. Añadir poco a poco el chocolate con la nata antes preparado y a temperatura ambiente, no dejar de mezclar. Batir durante 1'.

A mi no me hizo falta, pero si la crema obtenida está muy líquida, introducirla en la nevera durante 12-15'.  La crema que se obtiene es la de yogur griego más o menos.  Parece que no es suficiente para cubrir la tarta, a simple vista, pero lo es... demostrado. Tuve esa sensación, pero no se necesita más...


Montar la tarta:

Si los bizcochos no han salido nivelados, nivelar... en mi caso no hizo falta ni retocarlos... tal cual es la receta, en principio, salen perfectos.

Colocar una base de cartón ya comprada para ello o realizada en casa con cartón y papel de aluminio y papel de film para rematar.... del mismo diámetro que el de la tarta. Colocarla sobre el stand giratorio para adornar y montar la tarta o sobre una bandeja o stand, o lo que tengáis, una superficie lisa.

Colocar uno de los bizcochos, poner mermelada por encima, no llegar a los bordes ya que se saldría y no nos conviene... poner la cantidad deseada.

Colocar el otro bizcocho encima y cubrir con un poco de la cobertura de chocolate, (una capa fina llamada "sujetamigas") toda la tarta, con la ayuda de una espátula lisa y alargada. Este paso sirve para sujetar migas que puedan haber, obtener una consistencia en la tarta y borrar imperfecciones de rugosidad, de tal manera que al cubrirla con la cobertura definitiva sea más lisa y fácil de realizar. Introducir en la nevera 30'.

Mantener la cobertura de chocolate en un lugar fresco de la casa.

Finalmente cubrir la tarta con el resto de la cobertura y adornar al gusto... en esta ocasión puse unas frambuesas y unos sprinkles que compré en una ocasión en Lidl, y aún no les había dado salida...





Finalmente colocar la tarta en el lugar donde se vaya a exponer, con cuidado y con ayuda de una pala grande lisa, o mejor aún con una paleta levanta tartas que va fenomenal!!!


Y a disfrutar...





La próxima publicación va a ser súper sencilla y bebible... después de tanta tarta siempre va bien algo ligerito y refrescante para digerir y para la época del año en la que estamos... voy adelantando para que tengáis los ingredientes... 

Necesitaremos algunos ingredientes que quizá no tengáis en casa: limones, azúcar, zumo de arándanos o frutos rojos y cubitos de hielo... el resto seguro que lo tenéis... ah! y para adornar unas hojitas de menta y unas pajitas chulas!!! Esto es prescindible... pero la presentación cuenta mucho....

Hasta la próxima, que será en breve...

Nota: 
Si queréis comentar algo o sugerencias en cuanto a los ingredientes... aquí estoy... suelo utilizar ingredientes súper asequibles y muy buenos a mi parecer... es dar con ellos... no siempre significa que más caro más bueno... lo tengo más que demostrado...



Tarta basada en el libro de "El Rincón de Bea".







4 comentarios:

  1. Tu madre quedaría encantada con la tarta; tiene un aspecto sensacional!! Gracias por compartirla!!! La guardo para una ocasión especial...un besito para las dos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Dámaris le gustó mucho!!! No es nada complicada, quedará muy bien. Besos.

      Eliminar
  2. Que ganas tengo de probar esta receta!! Donde compras la pasta de frambuesa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celine de Namur, siento el retraso... gracias por mostrar tu inquietud!!! jejejeje. Pues mira la pasta que utilizo es de la marca Home Chef y no es muy fácil de encontrar... seguramente en tiendas especializadas en todo este mundillo no falta en sus estanterías... en algún corte inglés también las tienen, y en tiendas on-line por supuesto... si tienes algún problema para encontrarla avísame... te daré por privado referencias exactas donde yo las compro... pero seguro que por donde vives o cerca debe de haber... besitos y gracias una vez más...

      Eliminar